domingo, 29 de diciembre de 2019

INICIOS DE LA VIOLENCIA TERRORISTA (1980 - 1982)

En víspera de las elecciones generales de 1980 se produjo un hecho que inicialmente pasó desapercibido: la quema de las ánforas que debían utilizarse para esos comicios en el lejano distrito de Chuschi, en la provincia ayacuchana de Cangallo. Aunque nadie lo supo en esos momentos, ese 17 de mayo Sendero Luminoso había iniciado sus acciones terroristas que desatarían más de doce años de violencia en el país, con un saldo de varias decenas de miles de muertos.

viernes, 29 de noviembre de 2019

CANDIDATO NOS AVISÓ POR LOS DIARIOS QUE SE IBA (1980)

Serían las diez de la noche del 19 de febrero de 1980, cuando Antonio Meza Cuadra, secretario general del Partido Socialista Revolucionario, PSR, estacionó su Volkswagen en una apacible calle de la zona antigua de Miraflores. No había mucha luz en esa calle con casas de uno o dos pisos y en muy pocas de ellas se observaba ambientes iluminados, aunque en algunas ventanas se notaba el reflejo de los televisores, casi todos en blanco y negro. Prácticamente no había circulación de vehículos cuando nos dirigimos a una de las casas.

miércoles, 30 de octubre de 2019

EL MURO DE BERLÍN Y LA UNIFICACIÓN ALEMANA (1989)

Aunque la República Democrática Alemana fue oficialmente disuelta el 3 de octubre de 1990 cuando los territorios que la integraban se transformaron en estados que pasaron a formar parte de la República Federal Alemana, lo más simbólico sobre ella había ocurrido menos de un año antes, la noche del 9 de noviembre de 1989, cuando el muro de Berlín dejó de impedir el cruce de ciudadanos de la RDA a Berlín Occidental, enclave de la RFA en territorio germano oriental o cuando, como dirían los titulares periodísticos en todo el mundo: “Cayó el muro de Berlín”.

viernes, 27 de septiembre de 2019

JUNTANDO MONEDAS (1964 – 1990)


En los años en que -en razón de militancia y dirigencia política- viajé por numerosos países nunca lo hice llevando una bolsa de viaje facilitada por mi organización política, ni tampoco estuve en situación económica tan buena como para disponer de una cantidad de dólares que me permitiera viajar con la seguridad que no sólo podía hacer compras sino afrontar cualquier eventualidad.

NO SE PUEDE ATENTAR CONTRA LAS COSTUMBRES (1955)


Comenzaba julio de 1955, tenía casi un mes de haber cumplido 13 años y estudiaba en la Gran Unidad Escolar Tomas Marsano, que año y medio después cambiaría su nombre a Ricardo Palma. Aunque la cercanía de los desfiles escolares motivaba el entusiasmo de mis compañeros, yo me sentía algo frustrado. Sabía que, al igual que el año anterior, no desfilaría porque era muy bajo, uno de los de menor talla entre los que cursaban el segundo de secundaria.